Patricia Galán
0
0
0
s2sdefault

Comentario a la Circular FIFA 1.714 (COVID-19: Cuestiones regulatorias relativas al fútbol) por la que se aprueban las Directrices interpretativas del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA (“Directrices RETJ FIFA 1.0”)

Antes de entrar a abordar las directrices introducidas por la Fédération Internationale de Football Association (“FIFA”) -máximo organismo rector del fútbol mundial-, resulta apropiado enfatizar en que, cualquier medida a tomar en el mundo del fútbol profesional tiene un carácter muy secundario a lo verdaderamente importante en estos momentos tan delicados y de profundo dolor por las miles de personas que nos han dejados con motivo de esta desgraciada pandemia.

Las circunstancias extraordinarias que concurren constituyen, sin duda, una crisis sin precedentes y de enorme magnitud cuyos efectos están siendo demoledores en todo el mundo y la industria del fútbol no es una excepción.

El brote de COVID-19 ha paralizado la actividad económica y social en prácticamente todos los países desde que el pasado 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud elevase la situación de emergencia de salud pública a “pandemia internacional”. La industria del fútbol ha visto igualmente interrumpida su actividad, con las competiciones futbolísticas suspendidas en prácticamente todos los territorios del mundo por causas de “fuerza mayor”.

A efectos ilustrativos, resulta interesante mencionar que, en todo el planeta, tan sólo 4 ligas domésticas continúan disputándose en estos momentos:

Circular FIFA 1714

La rapidez en la expansión por todo el mundo del COVID-19 ha propiciado la adopción por parte de las autoridades nacionales y supranacionales de medidas inmediatas y eficaces para hacer frente a esta coyuntura a fin de contener el avance en la propagación del virus y tratar de paliar los efectos de la crisis sanitaria, primero, y la económica y social, a continuación.

En este contexto de gran incertidumbre que está planteando grandes desafíos en el sector del fútbol profesional como consecuencia de la grave pandemia, con fecha 6 de abril de 2020, el Bureau del Consejo de la FIFA aprobó la Versión 1.0 de las Directrices interpretativas del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores (en lo sucesivo, el “Directrices RETJ FIFA 1.0”)[1] [2], cuya entrada en vigor se produjo el pasado 7 de abril de 2020, a través de la Circular FIFA 1.714 (“COVID-19: Football Regulatory Issues”).

Circular FIFA 1714

Con carácter previo a entrar en el análisis de las directrices introducidas por la FIFA a su normativa, conviene poner de manifiesto la enorme complejidad de la tarea abordada por el máximo organismo rector del fútbol mundial dado que nos encontramos ante una situación inestable e imprevisible y cambiante, esencialmente por:

  1. La especificidad del deporte, en este caso del fútbol, que implica que cualquier medida que se adopte va a estar irremediablemente supeditada a la reanudación o cancelación definitiva de los campeonatos nacionales de liga -y sucesivamente del resto de competiciones a nivel continental y mundial-[3], que a su vez queda sujeto a lo que vayan dictando las autoridades sanitarias competentes.
  2. La diferente situación de cada federación nacional, que depende tanto de la legislación nacional, como de la incidencia que el COVID-19 tenga en cada territorio[4].

Los principios introducidos por la FIFA a través de las Directrices RETJ FIFA 1.0, pretenden hacer frente a las circunstancias excepcionales que la crisis sanitaria del COVID-19 está produciendo en el fútbol profesional proporcionando una serie de directrices y recomendaciones a fin de dotar a las Federaciones miembro de un instrumento que permita contribuir a mitigar en la medida de lo posible los efectos perjudiciales y daños colaterales que está dejando la pandemia en todos miembros afiliados a la FIFA.

A dichos efectos, a continuación, se detallan los puntos relevantes de las Directrices RETJ FIFA 1.0, entre los que cabe destacar, esencialmente, los siguientes:

  1. Cuestiones preliminares

    1. Norma habilitante: El artículo 27 del FIFA RETJ habilita al el Consejo de la FIFA a decidir con carácter definitivo en los casos de fuerza mayor.
    2. Entrada en vigor: su entrada en vigor se produce con efectos inmediatos (i.e., 7 de abril de 2020).
    3. Pilares centrales: La FIFA aborda las consecuencias legales del COVID-19 en torno a tres (3) pilares centrales: Circular FIFA 1714
    4. Carácter orientativo y general de las Directrices RETJ FIFA 1.0: La FIFA es consciente -y así lo enfatiza- que los puntos (i) y (ii) de las Directrices RETJ FIFA 1.0 tienen carácter orientativo y no vinculante, debiendo servir como guía para interpretar el FIFA RETJ, de forma y manera que al tratarse de cuestiones relativas al ámbito laboral, en todo caso y en última instancia deben regirse por la legislación nacional que impera en cada federación miembro y la autonomía contractual de las partes.

      Entendemos, por tanto, que el resto de las cuestiones son vinculantes y deberán ser transpuestas por cada Federación nacional en sus propios reglamentos y normativa.

    5. Versión 1.0: La FIFA subraya que esta es la Versión 1.0 por lo que siempre que sea necesario y mientras dure el brote del COVID-19 podrá actualizar las Directrices RETJ FIFA 1.0.
    6. El principio rector en toda decisión debe ser preservar la salud. La FIFA no tiene potestad para decidir cuándo deberán reanudarse las competiciones futbolísticas en cada país o territorio o tomar decisiones a este respecto, de modo que cada Federación miembro deberá tomar esa decisión de acuerdo con las indicaciones de las autoridades sanitarias nacionales pertinentes.
  2. Contratos con una fecha de vencimiento próxima y nuevos contratos

    La FIFA entiende que, dado el aplazamiento o suspensión de las competiciones y las ligas de cada país, y el gran interés de las Federaciones nacionales y las ligas en terminar de disputar dichas competiciones, es muy probable que estas se reanuden después de la fecha de finalización de la temporada originalmente establecida e introducida en el FIFA TMS[5].

    Ello, lógicamente afectará a la fecha de inicio de la próxima temporada[6], por lo que la FIFA adelanta que puedan surgir los siguientes conflictos:

    1. Contratos laborales que vencen en la fecha de finalización original de la temporada.
    2. Contratos de cesión, y contratos laborables vinculados a estos, que vencen en la fecha de finalización original de la temporada.
    3. Acuerdos de transferencia (permanentes y préstamos) y contratos laborables vinculados a estos, cuya fecha de inicio coincide con la fecha de inicio original de la temporada.
    4. Contratos laborales cuya fecha de inicio coincide con la fecha de inicio original de la temporada.

    El principio general establecido en el artículo 18(2) del RETJ FIFA prevé la duración mínima de los contratos abarca desde su fecha de entrada en vigor hasta el final de la temporada, mientras que su duración máxima es de cinco (5) años.

    Teniendo en cuenta que, por lo general, los contratos laborales deben regirse por la legislación nacional y la autonomía contractual de las partes, y en consonancia con el citado art. 18(2), la FIFA propone lo siguiente:

    Circular FIFA 1714

    La FIFA aclara que los puntos (i) (ii) y (iii) deben aplicarse por analogía a los acuerdos de transferencia internacionales (permanentes o temporales), si bien el punto (iv) aplicará a los acuerdos de transferencias internacionales.

  3. Contratos que no se pueden cumplir como las partes habían previsto

    Para procurar que ante circunstancias similares la respuesta de la Federaciones nacionales sea también similar, la FIFA propone una serie de principios rectores que deben guiar la forma de solucionar los conflictos que puedan surgir debido a la imposibilidad de cumplir los contratos laborales en los términos inicialmente pactados; ello sin perjuicio de que en última instancia deberá recurrirse a la legislación nacional laboral y los convenios colectivos aplicables en cada país.

    Circular FIFA 1714

    Destaca este punto (iii) en virtud del cual, FIFA a través de la Cámara de Resolución de Disputas (“CRD”) y del Comité del Estatuto del Jugador (“CEJ”) podrá mediar siempre y cuando (a) no se consiga alcanzar un acuerdo y (b) la legislación nacional o convenio colectivo aplicable no establezcan medidas para resolver este punto.

    Circular FIFA 1714

    Las propuestas tienen el objeto de garantizar a los jugadores y entrenadores la percepción de algún tipo de remuneración, proteger la estabilidad contractual y evitar que los clubes entren en situación de insolvencia.

  4. Periodos de Inscripción (“ventanas de transferencias”)

    El artículo 6(1) del FIFA RETJ estipula que los jugadores podrán inscribirse durante uno de los dos periodos anuales de inscripción fijados por la federación nacional correspondiente.

    Por su parte, el artículo 6(2), conjuntamente con el artículo 5(1) del Anexo 3 del RETJ FIFA, establece la manera en la que las Federaciones nacionales deben fijar sus periodos de inscripción y solicitar antes de que comience un periodo de inscripción que estos se enmienden, amplíen o cancelen por “circunstancias excepcionales”.

    Ateniendo a la situación existente, previo análisis de cada caso por la FIFA:

    Circular FIFA 1714
  5. .- Otras cuestiones regulatorias

    1. Cesión de jugadores a las selecciones nacionales: con fecha 13 de marzo y 6 de abril de 2020, el Bureau del Consejo de la FIFA decidió eximir a los cubes de la obligación de ceder a sus jugadores a las selecciones nacionales (artículos 1, 1bis y 1ter del Anexo 1 RETJ FIFA) durante los periodos internacionales:
      1. Periodo de 23-31 de marzo de 2020 (calendario internacional masculino).
      2. Periodo de 6-15 de abril de 2020 (calendario internacional femenino).
      3. Periodo del 6-15 de abril de 2020 (calendario internacional de futsal).
      4. Periodo del 1-9 de junio de 2020 (calendario internacional masculino).
      5. Periodo de 1-10 de junio de 2020 (calendario internacional femenino).
    2. Préstamos o cesiones internacionales:se aplaza la entrada en vigor que estaba prevista para el 1 de julio de 2020 en relación con las enmiendas al artículo 10 del RETJ FIFA relativo a los préstamos, de modo que las restricciones relativas a (a) la limitación en el número de préstamos internacionales (máximo 8 para la temporada 2020/2021) y (b) al límite de 22 años de edad de los jugadores cedidos, no serán aplicables hasta nueva orden.
    3. Cuestiones procedimentales y decisiones de la CRD, la CEJ o la Comisión Disciplinaria en el ámbito del RETJ FIFA.
      1. Carácter ejecutivo de las decisiones. Las decisiones de la CRD, la CEJ o la Comisión Disciplinaria en el ámbito del RETJ FIFA deberán cumplirse y continuarán siendo plenamente ejecutivas, en la medida que la FIFA, a pesar de ser consciente de las dificultades financieras que pueden estar atravesando los clubes, jugadores y entrenadores, no hará excepción alguna. En caso de incumplimiento de las decisiones resultará de aplicación el artículo 15 del Código Disciplinario de la FIFA.
      2. Ampliación de los plazos: en atención a las circunstancias excepcionales con motivo del COVID-19, se concederá una ampliación de los plazos hasta un máximo de 15 días previa petición de la parte (antes limitada a 10 días en virtud del artículo 16 del Reglamento de Procedimiento).
    4. Oferta contractual válida por correo electrónico a los efectos del derecho indemnización por formación.De conformidad con el artículo 6(3) del Anexo 4 del RETJ FIFA, si el club anterior no ofrece al jugador un contrato por escrito, remitido por correo certificado -a más tardar 60 días antes del vencimiento de su contrato vigente[7]-, no se pagará una indemnización por formación a menos que el club anterior pueda justificar que tiene derecho a dicha indemnización, no obstante, durante la crisis del COVID-19 será suficiente con que el club anterior realizara una oferta por correo electrónico, “siempre y cuando este obtuviera la confirmación del jugador -por una vía verosímil- de que ha recibido una copia de la misma”.
    5. Plazo regulatorio de publicación anual de los datos de los intermediarios. Debido a las circunstancias concurrentes, se ha ampliado el plazo para la publicación de la cantidad total (cifras consolidadas) de las remuneraciones o pagos que sus jugadores y clubes afiliados hayan efectuado hasta la fecha a todos los intermediarios (artículo 6(3) del Reglamento de Intermediarios), hasta el 30 de junio de 2020.

Corolario de lo expuesto, será el tiempo el que dirá si, con las Directrices RETJ FIFA 1.0 aprobadas el Bureau del Consejo de la FIFA y publicadas a través de la Circular FIFA 1.714, el máximo organismo rector del fútbol mundial conseguirá que las Federaciones nacionales y el resto de las partes interesadas cooperen en el cumplimiento de las directrices de modo que, de una forma conjunta, armónica y coordinada, el futbol mundial pueda mitigar y paliar los daños y perjuicios que se están produciendo en el sector como consecuencia de la crisis sanitaria desatada por la pandemia del COVID-19.


[1] Las Directrices RETJ FIFA 1.0 se encuentran disponibles en el siguiente enlace:

https://resources.fifa.com/image/upload/1714-covid-19-football-regulatory-issues.pdf?cloudid=x9q8h6zvyq8xjtfzmpy9

[2] El RETJ FIFA (marzo 2020) se encuentra disponible en el siguiente enlace:

https://resources.fifa.com/image/upload/regulations-on-the-status-and-transfer-of-players-march-2020.pdf?cloudid=pljykaliyao8b1hv3mnp

[3] Debiendo tener en cuenta, además, las circunstancias en las que se van a poder reanudar las ligas domésticas para la disputa de los partidos restantes de la temporada 2019/2020 (público limitado, sin público, territorio neutral, etc.), y cuál será la fecha de finalización de las mismas.

[4] Nótese que la FIFA gobierna 211 federaciones nacionales y que, en el territorio de cada una de ellas, la expansión del COVID-19 es distinta.

[5] La mayoría de las ligas más afectadas por la COVID-19 han establecido el 1 de julio de 2019 como fecha de inicio y el 30 de junio de 2020 como fecha de finalización de la temporada 2019/2020.

[6] La definición 9 del RETJ FIFA dispone: “Temporada: una temporada comienza con el primer partido oficial del campeonato nacional de liga correspondiente y termina con el último partido oficial del campeonato nacional de liga correspondiente”.

[7] Esta oferta deberá ser, al menos, de un valor equivalente al contrato vigente. Esta disposición no será en perjuicio de los derechos a una indemnización por formación de los clubes anteriores del jugador.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación y mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click sobre el botón 'Más inforamción'. Más información